Skip to main content
fiesta de verano para niños

Cómo organizar una fiesta temática de verano para los niños

Cómo organizar una fiesta temática de verano para los niños

Entretenimiento

¡El verano es la temporada perfecta para celebrar y organizar una fiesta temática para los niños! Si estás buscando ideas creativas para una fiesta de verano, te alegrará saber que hay muchas opciones para elegir.

En este blog, te presentamos algunos consejos y sugerencias para organizar una fiesta temática que sea divertida y memorable. Además, te recomendaremos deliciosos postres como malteadas, brownies y otros bocadillos que incluyan chocolate, ya que es bueno para la energía de los niños y es una deliciosa adición a cualquier fiesta.

1. Elige una temática veraniega

.

La temática de la fiesta es importante para establecer la atmósfera de la celebración. Para una fiesta de verano, algunas opciones podrían ser una fiesta de playa, una fiesta en la alberca, una fiesta tropical, o incluso una fiesta de campamento. Asegúrate de que la decoración, los alimentos y las actividades reflejen la temática elegida.

2. Planifica las actividades

.

Asegúrate de tener suficientes actividades para mantener a los niños entretenidos. Para una fiesta en la playa, podrías organizar juegos como voleibol, un castillo de arena, o una búsqueda del tesoro. Para una fiesta de piscina, podrías organizar una carrera de natación, juegos de agua o una competencia de saltos. Para una fiesta de campamento, podrías organizar una caminata, una fogata o una búsqueda nocturna. ¡Usa tu imaginación!

3. Prepara una mesa de dulces

.

Para que tus invitados disfruten de deliciosos postres, prepara una mesa de dulces que incluya brownies, cookies, y otros bocadillos. Además, también puedes preparar una estación de malteadas, donde los niños puedan personalizar sus propias malteadas con diferentes ingredientes. Revisa nuestra sección de recetas para encontrar fáciles y deliciosas recetas con Choco Choco®. No olvides incluir opciones saludables como frutas frescas y cereales.

4. Proporciona bebidas refrescantes

.

Mantén a tus invitados hidratados durante la fiesta proporcionando bebidas refrescantes como limonada, agua de frutas, té helado y, por supuesto, malteadas de chocolate. El chocolate es una fuente de energía para los niños, por lo que una malteada de chocolate puede ayudarlos a mantenerse activos durante toda la fiesta.

5. Añade un toque creativo

.

Agrega un toque creativo a la fiesta temática de verano mediante la organización de actividades creativas. Por ejemplo, puedes proporcionar materiales para que los niños hagan manualidades, pinten camisetas, o hagan sombreros. También puedes organizar una sesión de karaoke para que los niños muestren sus habilidades vocales.

Como ves, organizar una fiesta temática de verano para los niños es una excelente manera de celebrar la temporada y crear recuerdos duraderos. Siguiendo estos consejos y recomendaciones, podrás asegurarte de que la celebración sea un éxito. Además, no olvides incluir postres y bebidas, ya que son una forma divertida y deliciosa de mantener a los niños energizados y felices durante toda la fiesta.

Continue reading

Octubre

Démosle una cálida bienvenida al otoño

Démosle una cálida bienvenida al otoño

Tradiciones

¿Qué representa el otoño? El otoño es una estación del año que marca la transición entre el verano y el invierno, y proviene del latín autumnus, que significa “llegada de la plenitud del año”.

Desde tiempos antiguos, el otoño se consideraba una época de renovación de la tierra, en donde las hojas viejas se caen para dar paso a nueva hierba, nuevos colores y comienzos.

¿Qué significado tiene el otoño?

Además de ser una de las épocas más bonitas del año, el otoño trae consigo una oportunidad para hacer un autoanálisis e introspección. Así como los árboles cambian sus hojas y se renuevan para dar paso a una otra estación o etapa, también nosotros pasamos por cambios que nos llevan, a veces, hacia nuevas direcciones.

Así pues, puedes aprovechar la llegada del otoño para detenerte y pensar en las metas que te habías propuesto al inicio de año, las que has logrado y las que aún estás por cumplir. Toma un momento para agradecerte, aplaudirte y reconocerte todo lo que has hecho y el camino que has recorrido. ¡No es fácil! Así que siéntete libre de premiarte con una reconfortante taza de Chocolate Ibarra mientras tomas un papel y lápiz para realizar un pequeño ejercicio.

Una oportunidad de introspección

En un trozo de papel haz tres columnas. En la primera plasma los objetivos que tenías a inicios de año, no importa cuáles sean, si los pensaste e imaginaste, escríbelos. En la segunda columna anota lo que has logrado. Tal vez algunas de tus metas hayan cambiado un poco a lo largo del tiempo o las hayas tenido que ajustar. No importa, anota todo lo que hayas logrado hasta el momento. Y, finalmente, en la tercera columna, pon aquellos objetivos que aún están por cumplir o las nuevas metas que surgieron en el camino.

Cuando hayas terminado, mira tu lista. ¿Qué columna es más larga? ¿Qué sientes al ver tu lista? Mientras tomas tu taza de chocolate, vuelve a mirar la primera columna, tus objetivos iniciales. ¿Son realistas? ¿Han cambiado? ¿Necesitas hacer ajustes? Ahora, mira tu segunda lista. ¡Wow! ¿Todo eso has hecho? ¡Impresionante! No es fácil tener la visión, el compromiso y la disciplina para cumplir una meta, pero tú lo has hecho, así que ¡felicítate! Date el crédito que te mereces y apapáchate por eso.

Ahora, observa la lista de cosas por hacer o metas por cumplir. Analízalas bien. ¿Son realistas? ¿Te proporcionarían satisfacción una vez completadas? ¿En cuánto tiempo crees que lo logres? Antes de que sientas presión o desilusión, queremos decirte que muchas veces nos planteamos metas o deseos de la forma incorrecta. ¿Cómo es esto? Mira, te compartiremos un tip para poder reconocer y plasmar tus deseos de una mejor manera.

Las preguntas más importantes

Todos tenemos deseos y metas. Algunos son más alcanzables que otros, y unos responden a deseos personales, mientras que otros son externos. Por ejemplo: puedes desear tener una casa propia para vivir de forma más cómoda. Este sería un deseo personal. Pero, si deseas tener una mansión frente al mar porque te daría más status y es lo que ves en Instagram, ese sería un deseo externo. ¿Ves la diferencia? Siempre céntrate en lo que tú quieres.

Pasemos a las preguntas. Para saber realmente cuáles son tus deseos, volvamos al ejemplo anterior. Quieres tener una casa para vivir más cómodamente. ¿Por qué? Porque tal vez ahora estás rentando un lugar y no lo sientes tuyo, así que quieres algo propio. ¿Para qué? Para sentirte mejor. ¿Cómo? Más a gusto y más independiente. ¿Por qué necesitas sentirte independiente? Tal vez porque has vivido con tus papás o parejas, y no has tenido la oportunidad de adquirir algo para ti, algo propio que nadie pueda quitarte. Entonces ahí lo tienes: tal vez no quieras necesariamente una casa, sino que quieres sentirte independiente, capaz y con el sentido de pertenencia.

¿Ves cómo cambian las metas? Entonces no te desilusiones. Regresa a tu pedazo de papel, analiza la última columna de cosas por hacer y cuestiona cada una para encontrar la verdadera razón detrás de ellas, y así será más fácil encontrar la forma de lograrlo.

Haz este ejercicio cuantas veces creas necesario, siempre acompañado de algo que te reconforte y te dé paz, como una espumosita taza de Chocolate Ibarra con Chocolate 100% Genuino.

Continue reading