Skip to main content
Cambios en primavera

La primavera y los cambios físicos y emocionales

La primavera y los cambios físicos y emocionales

¡Ah, la primavera! La época de las flores, los colores vivos y el clima perfecto. Muchas personas esperan con ansias la llegada de la primavera porque aman salir, caminar entre las flores y sentir la naturaleza con alegría. Otras, por el contrario, llegan a sentir melancolía o falta de energía. ¿Por qué ocurre esto? Hoy te explicamos más sobre la primavera y los cambios físicos y emocionales que puede traer consigo. ¡Sigue leyendo!

 

 

Cambios físicos y emocionales en primavera

Según la psicóloga y terapeuta Elisenda Pascual, la primavera altera el sistema nervioso, pues el aumento de horas de luz y de la temperatura, hace que nuestro cuerpo comience a producir más cantidad de hormonas, teniendo un efecto directo y notable en nuestro estado de ánimo.

Estos efectos no se manifiestan en todas las personas ni son iguales en todas, pues también depende el estado emocional en el que nos encontremos y las experiencias del día a día. Pero, ¿qué tipo de cambios podemos experimentar con la llegada de la primavera?

 

 

Más alegría y emoción

La primavera puede hacer que nos sintamos más positivos y llenos de energía. Queremos salir, reunirnos con amigos, pasear por los parques o darnos una escapada a la playa o al campo. Esto tiene su causa en la liberación de serotonina, dopamina y oxitocina, todas ellas relacionadas con la felicidad, el placer y el alivio del estrés.

Chocolate Ibarra frío

 

Cansancio o apatía

Por el contrario, puede que experimentes sensaciones totalmente opuestas, como cansancio, falta de energía o fallas en tu memoria. Tal vez sintamos que necesitamos dormir más y podemos sentirnos decaídos. Las causas de ello son las alteraciones en los niveles sanguíneos y las hormonas provocadas por el cambio de temperatura y la luz solar.

Para contrarrestarlo puedes beber jugos o bebidas cítricas, hacer ejercicio o practicar algún deporte, meditar o hacer alguna actividad que te relaje y, sobre todo, ten paciencia. Los psicólogos recomiendan también hacer algo para ti mismo, ya sea regalarte algo, ver tu película favorita o tomar una reconfortante taza de chocolate. El chocolate, por su alto contenido de cacao, nos ayuda a incrementar nuestra energía y bajar los niveles de estrés. Además, posee aminoácidos que favorecen la producción de serotonina, un neurotransmisor que lleva a una señal nerviosa que produce felicidad y placer. Solo asegúrate que contenga al menos 70% cacao para poder obtener todos los beneficios. Chocolate Ibarra® es un chocolate genuino, que puedes preparar de diferentes formas, de acuerdo con tu antojo. Checa nuestra sección de recetas para una deliciosa inspiración.

Si experimentas cansancio o apatía, debes saber que estos síntomas no duran para siempre, pues nuestro sistema se adapta rápidamente a los cambios. Recuerda que, si estos son son persistentes o sientes que están durando demasiados, puedes pedir ayuda profesional. Todos podemos necesitarla en algún momento.

 

 

Brotes de acné o cambios en la piel

La primavera también se asocia a varias alteraciones cutáneas. De hecho, el acné y la dermatitis son más frecuentes en esta época. ¿Por qué? Las horas de sol y el cambio de temperatura ocasionan que tu piel se vuelva más reactiva. Las glándulas sebáceas se activan con el calor y el sudor, y si las mezclamos con las impurezas acumuladas durante el día tienes la receta mágica para los granos y espinillas.

acné en primavera

 

Para evitar los molestos granitos, mantén tu cara limpia y evita tocarla con las manos sucias. Toma suficiente agua y exfóliate cada 7 o 10 días y recuerda siempre usar protector solar.

Como ves, la primavera no siempre significa alegría y vitalidad. Todos nos vamos adaptando de diferentes formas y en diferente tiempo, así que ten paciencia y practica el autocuidado. ¡Nos leemos muy pronto!

cambios, emociones, primavera, tips